Estenosis lumbar: Todo lo que debes saber

POR

María Pascual
Estenosis Lumbar
Estenosis lumbar: Todo lo que debes saber

La estenosis de canal lumbar es una patología muy común en personas de edad avanzada, sin embargo este padecimiento lo podemos observar en personas de todas las edades, ocasionalmente junto con otras alteraciones de la columna.

Diversos factores parecen influir notablemente en la aparición de esta condición, como por ejemplo el sedentarismo propio de una población moderna, que por llevar un determinado estilo de vida ha adoptado nuevos hábitos, que a la larga llegan a ser perjudiciales para la salud, como por ejemplo permanecer por tiempo prolongado sentado frente a un ordenador.

En este post te contamos todo lo que debes saber de la estenosis lumbar, como el reconocimiento de sus síntomas, los tratamientos no quirúrgicos más acertados, la cirugía y postoperatorio y algunas recomendaciones para sobrellevar este padecimiento sin afectar tu calidad de vida.

¿Qué es la estenosis del canal lumbar?

Estenosis-lumbar

Al hablar de la estenosis del canal lumbar nos referimos a una condición patológica de la columna, que se presenta con el estrechamiento del tamaño del canal lumbar, es decir que esta situación se presenta en la columna vertebral, específicamente en la parte inferior de la espalda. La estenosis de canal suele causar dolor de manera progresiva al caminar, sin embargo, puede que no se presenten síntomas notorios al principio.

Una de las causas más frecuente de la estenosis del canal lumbar es por la degeneración de la columna, esto debido a que con los avances de la edad, se va disminuyendo la altura del disco intervertebral por la cual pasan las raíces nerviosas y se va produciendo artrosis en las articulaciones y el ligamento amarillo.

Por otra parte, la estenosis también puede aparecer  cuando el paciente ha sufrido algún traumatismo o lesión que haya afectado los tejidos de la columna vertebral. Otra posible causa a considerar es la congénita, en la cual la estenosis se atribuye a una malformación de la columna durante la gestación, haciéndose presente desde el nacimiento y manifestándose con el crecimiento.

Síntomas de estenosis y su gravedad

Como ya se ha mencionado, en la mayoría de los casos la estenosis de canal lumbar puede presentarse silenciosamente al principio, sin manifestar ninguna señal, sin embargo, una vez que comienzan a aparecer los síntomas, estos pueden ser constantes, y habitualmente son progresivos.

En muchos casos el paciente no presenta síntomas o se le van manifestando lentamente y llega a descubrir que tiene estenosis lumbar tras realizarse una resonancia magnética.

Estenosis lumbar

Uno de los síntomas más frecuentes y alarmantes es la molestia con dolor al caminar, que por lo general se comienza a sentir en los glúteos y continúa bajando a lo largo de las piernas, provocando que el paciente tenga que disminuir la velocidad al andar y no pueda caminar de manera continua, sino que tenga que detenerse.

Otros de los síntomas que pueden presentarse son la sensación de hormigueo en el pie o en la pierna, calambres, adormecimiento de las piernas, debilidad al andar y dolor en la zona lumbar.

Ejercicios prohibidos para la estenosis lumbar

Lo ideal para sobrellevar las dolencias lumbares es mantenerse en movimiento, y lo mejor siempre será realizar ejercicios adecuados que permitan manejar el dolor, sin embargo, hay ciertos ejercicios considerados prohibidos para los pacientes con estenosis lumbar, los cuales pueden agravar la lesión.

Los abdominales tradicionales: entre los ejercicios que se deben evitar al padecer de estenosis están todos aquellos que se enfoquen en la espalda baja, como, por ejemplo, los abdominales tradicionales, los cuales se ejecutan haciendo presión justo en la parte baja de la columna lo que resulta contraproducente.

Las hiperextensiones lumbares: este tipo de ejercicio no debe ser ejecutado por personas con estenosis, ya que es causante de grandes molestias en la zona lumbar y aumenta la tensión en la misma.

Flexiones laterales con mancuernas: este ejercicio está contraindicado para la estenosis lumbar, porque al realizar una carga lateral con pesas, se lastima la zona lumbar, considerando que la columna no está diseñada para este tipo de ejecuciones.  

Rotaciones de tronco: la ejecución de este ejercicio debe evitarse cuando se sufre de estenosis, ya que este tipo de ejercicio coloca mucha presión justo sobre los discos.

Estos son solo algunos de los ejercicios contraindicados para la estenosis lumbar, de igual manera  hay muchos ejercicios considerados adecuados, con los cuales se puede mantener el cuerpo activo y en forma sin afectar la zona lumbar y lo mejor es siempre contar con la supervisión de un personal cualificado que brinde la orientación para la ejecución correcta de los ejercicios adecuados.

¿Es bueno andar para la estenosis lumbar?

Para la estenosis lumbar resulta beneficioso andar y solo se recomienda guardar reposo absoluto en casos de crisis de dolor muy intenso. Este padecimiento se puede manejar procurando incluir en la rutina caminatas diarias, cuidando siempre mantener una postura corporal correcta, así como contar con un calzado cómodo y apropiado para caminar. 

Para los pacientes con estenosis se recomienda adoptar una postura al andar con los hombros hacia atrás, manteniendo la espalda recta de forma natural y contrayendo el abdomen levemente. Esta posición de la espalda y abdomen contribuye a repartir el peso de manera adecuada.

El sedentarismo por permanecer mucho tiempo sentado o en una misma posición conlleva a aumentar las molestias de esta patología, por lo que lo más recomendable es mantenerse activo, realizando caminatas progresivas y ejecutando los ejercicios indicados por fisioterapeutas, estos ejercicios  permitan sobrellevar y mejorar considerablemente esta condición.

Tratamientos para la estenosis lumbar

Estenosis lumbar

Antiinflamatorios y analgésicos, una vez que se ha realizado el diagnóstico de estenosis lumbar, se recomienda seguir un tratamiento con antiinflamatorios y analgésicos por un lapso de algunos días, los medicamentos pueden ayudar para aliviar el dolor y disminuir la inflamación. 

Sesiones de fisioterapia y ejercicios de estiramientos, son recomendados en combinación con los antiinflamatorios. La fisioterapia contribuye a mantener la flexibilidad y la estabilidad de la columna vertebral, así como a fortalecerla.

Infiltraciones epidurales, de acuerdo a la evolución que presente el paciente se determina si es necesario aplicar otro tipo de tratamientos indicados, como las infiltraciones epidurales, las cuales resultan muy seguras y efectivas para la estenosis lumbar. Este tratamiento consiste en inyectar antiinflamatorios directamente en el espacio epidural, para reducir la inflamación del nervio afectado.

En la actualidad hay muchas innovaciones con respecto a estas infiltraciones y los medicamentos suministrados, como por ejemplo las infiltraciones complementadas con ozono, las cuales ofrecen gran seguridad, efectividad y pocos efectos secundarios.

Operación de estenosis lumbar y sus riesgos

La intervención quirúrgica para corregir la estenosis, busca liberar las estructuras nerviosas que se encuentran prensadas por la estenosis, este procedimiento debe realizarse de tal manera que no afecte la estabilidad de la columna intervenida.

La operación de estenosis debe ser el último recurso a considerar en la manera que sea posible, pues todas las cirugías tienen sus riesgos, y tomando en cuenta que por lo general los pacientes con estenosis son de edad avanzada, es importante tener en cuenta los posibles riesgos, los cuales pueden ser desde una lesión nerviosa, así como puede pasar que la cirugía no alivie los síntomas o que al poco tiempo vuelvan a aparecer, lo cual se ha observado en muchos casos.

Postoperatorio de estenosis lumbar

Después de someterse a la intervención quirúrgica, el paciente podrá regresar a su casa aproximadamente en dos o tres días. La recuperación del paciente será progresiva, bajo la supervisión del médico. Aproximadamente en la tercera y cuarta semana, es recomendable que el paciente comience a realizar caminatas de 10 a 15 minutos diarios.

Alrededor de la semana diez el paciente ya podrá realizar actividades físicas de manera progresiva, sin realizar grandes impactos, y poco a poco podrá ir incluyendo ejercicios y prácticas deportivas, bajo la supervisión médica, hasta lograr retomar su rutina normal, todo esto va a depender del estado físico de cada paciente.

Transcurridos unos dos meses de la operación, se recomienda que el paciente realice ejercicios que requieran fuerza y elasticidad para adaptar nuevamente la musculatura.  

Grado de discapacidad por estenosis lumbar

La estenosis de canal lumbar puede llegar a perturbar de manera considerable la vida habitual del paciente, afectando su capacidad de relacionarse en su entorno social, familiar y laboral.

El grado de discapacidad por estenosis lumbar se mide de acuerdo a cómo se ve afectada la calidad de vida por los avances y las secuelas de esta enfermedad, que aqueja al paciente desde que se levanta de su cama hasta el final del día.

___________________

En la actualidad hay muchas alternativas para tratar de sobrellevar la estenosis de canal, antes de someterse a una intervención quirúrgica. Se ha observado una mejoría significativa en muchos pacientes que decidieron cambiar la manera de realizar las actividades cotidianas, realizar los ejercicios adecuados, tener sesiones de fisioterapia, evitar el sedentarismo, recurrir a los tratamientos no quirúrgicos que ayudan a controlar el dolor y optar por una vida más plena y activa. Dejando como último recurso a la cirugía.

Vídeos relacionados:

Laminectomía, ¿para quién está dirigida?
Laminectomía: ¿En qué consiste?¿Cuáles son sus beneficios?
Laminectomía: ¿Cómo se realiza?
Laminectomía: ¿Cuáles son sus complicaciones?
Laminectomía: ¿Qué ocurre si no me opero?
Laminectomía: ¿Cómo es el postoperatorio?

Bibliografía

Benoist M. The natural history of lumbar degenerative spinal stenosis. Joint Bone Spine. 2002 Oct;69(5):450-7. doi: 10.1016/s1297-319x(02)00429-3. PMID: 12477228.

Zaina F, Tomkins-Lane C, Carragee E, Negrini S. Surgical versus non-surgical treatment for lumbar spinal stenosis. Cochrane Database Syst Rev. 2016 Jan 29;2016(1):CD010264. doi: 10.1002/14651858.CD010264.pub2. PMID: 26824399; PMCID: PMC6669253.

Artículo redactado por:

María Pascual

Neurocirujana y directora de Neurocirugía Madrid Nº de colegiado: 282862807  Cirugía de columna/ Cirugía base de cráneo/ Cirugía nervio periférico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías
Lo más destacado
Evalúe su situación - Neurocirugía Madrid

Evalúe su situación

Ponemos a su disposición un sencillo test con el que podremos darle una primera recomendación según los datos que nos indique.

Ir arriba

Contacte con nosotros

Déjenos sus datos y mensaje, y contactaremos en breve:

Responsable » Neurocirugía Madrid Servicios Médicos, S.L. Finalidad » Respuesta a su consulta y posteriores comunicaciones relacionadas con la misma. Legitimación » Su consentimiento. Destinatarios » Sus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de sus datos.

Evalúe su situación

Servicio disponible próximamente

Solicitar cita

Déjenos sus datos, y contactaremos con usted para confirmar su cita:
A problem was detected in the following Form. Submitting it could result in errors. Please contact the site administrator.
Tenga en cuenta que si tiene un seguro privado con reembolso puede que le cubra parte de esta consulta.

Responsable » Neurocirugía Madrid Servicios Médicos, S.L. Finalidad » Respuesta a su consulta y posteriores comunicaciones relacionadas con la misma. Legitimación » Su consentimiento. Destinatarios » Sus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de sus datos.