Tipos comunes de hernias

POR

Neurocirugia Madrid
Hernias
Tipos comunes de hernias

La hernia es una patología que resulta muy común en pacientes de diversas edades, aumentando su riesgo con la edad. Por otra parte también se ha observado que la mayoría de los casos de hernias que se presentan son abdominales, es decir, que se desarrollan en el área del abdomen y de la ingle, sin embargo existe una variedad de tipos de hernias, entre las cuales se considera a unas más frecuentes que otras.

De acuerdo a la zona donde se localiza la hernia, se determina el tipo de hernia que se presenta, siendo la ubicación una característica primordial para establecer su nivel de molestias y de riesgo. Las hernias pueden desarrollarse de manera natural, así como también de manera accidental, y en la mayoría de los casos es preciso aplicar un tratamiento quirúrgico.

¿Qué es una hernia?

Hernia

Una hernia es cuando un órgano o parte de él se sale de manera irregular de la cavidad en donde debe estar, formando una protuberancia. Esta protuberancia se puede observar en la pared muscular, la cual se presenta en forma de bulto blando y en la mayoría de los casos se ubica en el abdomen y en la ingle. Este bulto puede aparecer y desaparecer en momentos determinados, de acuerdo a la postura corporal del paciente.

Las hernias por lo general ameritan tratamiento quirúrgico en algún momento determinado, aunque hay algunos pacientes que no requieren operación en ningún momento, debido a que la hernia se mantiene pequeña, sin embargo  las hernias no desaparecen por sí solas. 

¿Cómo se clasifican las hernias?

 De acuerdo a la zona corporal en la cual aparecen, las hernias se clasifican en:

Hernia Inguinal:

  • Hernia Inguinal directa, Hernia Inguinal Indirecta, Hernia Inguino-Crural o Hernia Femoral.

Hernias Abdominal o Ventral:

  • Hernia Umbilical, Hernia Incisional, Hernia Epigástrica

Hernia Hiatal

Hernia Discal

¿Cuáles son las hernias más comunes?

Los tipos de hernias van a determinarse de acuerdo a la zona donde se ubiquen, por lo que son numerosos los tipos de hernias que pueden presentarse, sin embargo las más comunes son:

La Hernia Inguinal

La Hernia Umbilical

La Hernia Discal

La Hernia Hiatal

Este tipo de hernias resultan muy comunes y por lo general no presentan complicaciones ni situaciones de riesgo, por otra parte se presentan con mayor frecuencia en pacientes masculinos. 

¿Cuál es la hernia más peligrosa?

Lo que hace más peligrosa a una hernia es la condición que tiene de ser propensa a estrangularse, lo que puede suceder con el paso del tiempo. Cuando una hernia se estrangula puede llegar a ser mortal para el paciente, esto ocurre cuando el contenido de la hernia queda atrapado entre la pared abdominal, impidiendo el flujo de sangre de manera normal hacia el tejido muscular comprometido.

Hernias

Por ejemplo, cuando la hernia inguinal no mejora, tiende a agrandarse, causando dolor y llega a generar graves complicaciones, como por ejemplo, obstruir el intestino, por lo que la intervención quirúrgica se hace urgente.  

Señales de alerta de una hernia:

Es preciso estar atentos y buscar atención médica cuando la hernia no retrocede a su lugar aunque se le ejerza presión.

Si observa que la piel que recubre la hernia ha presentado cambio de color.

Si se observa inflamación en el área.

Dolor persistente.

Fiebre y náuseas.

¿Cuál es la causa de una hernia?

Muchas hernias pueden desarrollarse sin tener una causa aparente, sin embargo, en muchas ocasiones una hernia puede ser originada de manera natural o accidental. En algunos casos la hernia puede ser congénita o en niños con debilidad en la pared abdominal.

El aumento en la presión de la pared abdominal contribuye a la aparición de las hernias, por lo que todas aquellas actividades o condiciones médicas que influyan en provocar mayor presión dentro del abdomen, son posibles causas.

 Entre las causas que provocan la aparición de las hernias están:

Realizar esfuerzo al ejecutar alguna actividad física o levantar peso.

Hernias

Padecer de tos persistente de fumador o estornudos crónicos.

Presentar debilidad en algún músculo de la pared abdominal.

Realizar esfuerzo al evacuar debido a estreñimiento crónico.

Condición de fibrosis quística.

Realizar esfuerzo al orinar, por presentar dificultad debido a problemas de próstata.

Estar en estado de embarazo.

Presentar obesidad o sobrepeso.

La sutura de la cicatriz de una intervención quirúrgica abdominal, la cual puede producir la protuberancia conocida como una hernia incisional.

Síntomas de las hernias

Los síntomas de la hernia van a presentarse en función del área en la cual se encuentre. Muchas veces las hernias no presentan síntomas dolorosos pero si algún tipo de molestia.

El síntoma característico que se manifiesta cuando existe una hernia, es la presencia de un bulto blando o protuberancia en el tejido muscular del área afectada.

En el caso de la hernia inguinal el bulto se observa en la zona inguinal (Ingle), sobresaliendo cuando el paciente tose o realiza alguna postura corporal determinada.

Ardor, dolor y molestias en el área donde se encuentra la hernia.

La sensación de acidez estomacal y el dolor abdominal son síntomas comunes cuando existe una hernia de Hiato.

Cuando se ha desarrollado una hernia discal se presentan síntomas como dolor en un lado del cuerpo y pérdida de fuerza en la pierna o el brazo, así como dolor en la cadera o incluso en el cuello según el lugar donde la hernia se encuentre.

¿Cuánto tiempo dura una operación de hernia?

El tiempo de una operación de hernia puede variar de acuerdo a factores como, el tamaño de la hernia y la técnica utilizada. La intervención quirúrgica convencional puede requerir un tiempo aproximado de 30 a 40 minutos, mientras que un procedimiento con la técnica de laparoscopia amerita un mayor tiempo, que puede ir de 90 a 120 minutos aproximados.

El tratamiento quirúrgico convencional para corregir una hernia, en un caso de hernia inguinal, consiste en abrir una incisión pequeña en la zona de la hernia, acceder al saco herniario y reintroducir en la cavidad abdominal el segmento que sobresale, una vez hecho esto se procede a colocar la malla que evita que la hernia vuelva a surgir.

¿Qué hago si tengo una hernia?

Hernias

Cuando se conoce la existencia de una hernia, lo recomendable es acudir al médico lo antes posible, para la exploración pertinente, las pruebas y diagnóstico, con lo que se logra evitar posibles complicaciones y evitar mayores molestias y dolor. Las hernias con el tiempo aumentan de tamaño considerablemente y pueden llegar a ocasionar múltiples inconvenientes.

De acuerdo a la zona donde la hernia esté ubicada, el paciente debe ser atendido por el especialista correspondiente. Para la mayoría de los tipos de hernias, el tratamiento indicado es la intervención quirúrgica, con lo que se puede evitar molestias futuras.

Recomendaciones para evitar la aparición de hernias

Para evitar la aparición de hernias puedes considerar tomar ciertas precauciones como por ejemplo:

Tener cautela al levantar sobrecargas u objetos muy pesados, para lo que es necesario aplicar las medidas y posturas corporales correctas, recuerda flexionar las rodillas para levantar el peso.

En caso de padecer estreñimiento, adoptar un modelo alimenticio a base de fibras, frutas, cereales integrales vegetales y todo lo que aporte fibra, además de beber mucho líquido.

Evitar el hábito de fumar, con lo que a su vez se evita padecer enfermedades propias del fumador como la tos crónica.  

Mantener un peso saludable, con una alimentación adecuada, recuerda que es importante evitar el sobrepeso.

Realizar ejercicios y actividades deportivas, con lo que mejora las condiciones físicas y evitar así el sedentarismo.

Las hernias son inflamaciones que por lo general no suelen ocasionar síntomas, sin embargo pueden ocasionar molestias en algún momento. Las hernias son fáciles de diagnosticar a través de la exploración física y muchas veces solo es necesario mantener un tratamiento de observación y revisión frecuente para estar atentos ante posibles cambios de tamaño.

Aunque muchos pacientes presentan hernias pequeñas, y pueden estar durante mucho tiempo sin necesidad de la intervención quirúrgica, muchas veces es necesario operar ya que es la única manera de que desaparezca, con lo que se eviten posibles riesgos, en caso de que la hernia no presente mejoría y aumente de tamaño.

Artículo redactado por:

Neurocirugia Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías
Lo más destacado
Evalúe su situación - Neurocirugía Madrid

Evalúe su situación

Ponemos a su disposición un sencillo test con el que podremos darle una primera recomendación según los datos que nos indique.

Ir arriba

Contacte con nosotros

Déjenos sus datos y mensaje, y contactaremos en breve:

Responsable » Neurocirugía Madrid Servicios Médicos, S.L. Finalidad » Respuesta a su consulta y posteriores comunicaciones relacionadas con la misma. Legitimación » Su consentimiento. Destinatarios » Sus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de sus datos.

Evalúe su situación

Servicio disponible próximamente

Solicitar cita

Déjenos sus datos, y contactaremos con usted para confirmar su cita:
A problem was detected in the following Form. Submitting it could result in errors. Please contact the site administrator.
Tenga en cuenta que si tiene un seguro privado con reembolso puede que le cubra parte de esta consulta.

Responsable » Neurocirugía Madrid Servicios Médicos, S.L. Finalidad » Respuesta a su consulta y posteriores comunicaciones relacionadas con la misma. Legitimación » Su consentimiento. Destinatarios » Sus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de sus datos.